Economía Circular

La economía circular nace para preservar a la naturaleza y hacer que circule de manera cíclica. Y tiene 3 palabras claves que hacen que sea un sistema efectivo y por supuesto, sostenible, las que conocemos como las “3 R”

Cómo contribuir a la economía circular desde casa

Seguro que has escuchado hablar de la economía circular, ¿pero sabes realmente de qué se trata?. No te preocupes, aquí te lo explicamos de manera muy sencilla para que puedas aplicarlo desde casa.

Lo primero que debes saber es qué significa.

La economía circular nace para preservar a la naturaleza y hacer que circule de manera cíclica. Y tiene 3 palabras claves que hacen que sea un sistema efectivo y por supuesto, sostenible, las que conocemos como las “3 R”:

  • Reducir
  • Reutilizar
  • Reciclar

Es un modelo aplicable a cualquier sector empresarial, Kaura, es una empresa sevillana, que desde sus inicios ha tenido como objetivo el fomentar el aprovechamiento y utilización de residuos cárnicos. Y aunque con el paso del tiempo y la implementación de nuevas tecnologías, no ha perdido el espíritu de obtener alimentos para animales, abono o combustible de la reutilización de dichos residuos.

Hoy, 75 años después, en Kaura se exporta a diversos países, productos de calidad y con la garantía de hacer su trabajo de manera segura y saludable para el medioambiente. Kaura es 100% sostenible, neutra en emisiones de carbono y responsable con su entorno.

Es así como Kaura basa su filosofía de trabajo y valores dentro de la economía circular. Revalorizando el entorno donde se encuentra, la sociedad, los animales y al propio planeta.

Por lo que podremos aplicarlo a empresas que fabrican electrónica, electrodomésticos, mobiliario, etc. Y, ¿Cómo se hace?. La respuesta es fácil, diseñando productos con una calidad superior, que sean más duraderos y que se puedan reparar en caso de avería para prolongar su vida útil. En caso de que no fuera posible arreglarlo, reutilizar o reciclar los
materiales para así poder generar otros productos nuevos.

Gracias a esto, conseguimos no generar residuos ni desechos, y si obtener materiales para poder seguir dentro del proceso productivo de manera indefinida. Además, con la economía circular, ayudamos a crear nuevos hábitos de compra y consumo más sostenibles.

¿Y por qué es tan importante la economía circular a día de hoy?

Vivimos en un planeta cada vez más castigado en materia medioambiental, que urge de una respuesta inmediata por parte de todos nosotros. La comunidad científica lleva mucho tiempo alzando la voz ante la necesidad de tomar medidas más pronto que tarde: agotamiento de recursos, emisiones de carbono cada vez más altas, calentamiento global… problemas que dificultan a que el planeta pueda regenerarse de manera natural.

Es un asunto cada vez más presente entre los políticos de numerosos países, pero aún es insuficiente, por eso es importante concienciar a los ciudadanos para que puedan sumarse a la causa y contribuir a la lucha por el ecosistema desde sus casas.

En resumen, aún estamos a tiempo de luchar para reducir las emisiones e impacto medioambiental y es ahí donde entra la economía circular.

Kaura en la economía circular

Kaura, es una empresa sevillana, que desde sus inicios ha tenido como objetivo el fomentar el aprovechamiento y utilización de residuos cárnicos. Y aunque con el paso del tiempo y la implementación de nuevas tecnologías, no ha perdido el espíritu de obtener alimentos para animales, abono o combustible de la reutilización de dichos residuos.

Hoy, 75 años después, en Kaura se exporta a diversos países, productos de calidad y con la garantía de hacer su trabajo de manera segura y saludable para el medioambiente. Kaura es 100% sostenible, neutra en emisiones de carbono y responsable con su entorno.

Es así como Kaura basa su filosofía de trabajo y valores dentro de la economía circular. Revalorizando el entorno donde se encuentra, la sociedad, los animales y al propio planeta.

¿Cómo contribuir a la economía circular desde casa?

Llegados a este punto, pensarás cómo puedes promover la reducción de residuos en tu entorno. A lo largo de este artículo, habrás podido leer que es necesaria la actuación de gobiernos y grandes empresas, pero como el concepto de economía circular abarca todas las fases dentro de la cadena de producción y de consumo, es aquí, dónde podemos influir y participar a nivel individual en la economía circular. Así que sigue leyendo, que te daremos
algunos consejos para contribuir desde casa.

  • Reparar dispositivos antes que tirarlos.

Hoy en día, acostumbramos a tirar aquellos productos tecnológicos que dejan de funcionar o se quedan obsoletos. Pero os animamos a que los preparéis para seguir dándole uso y en caso que no tenga solución, deshacerse de dicho producto en un punto limpio.

  • Elegir productos que sean duraderos frente a los desechables.

Es habitual encontrarnos con productos de nuestro día a día que sean de usar y tirar. En este caso, podemos solucionarlo, cambiando por ejemplo, una servilleta de tela en vez de papel, toallas en vez de pañuelos o usar bolsas de tela en vez de las de plástico.

  • Reducir los desechos todo lo posible.

¿Cómo podemos hacerlo? Por ejemplo, preparando comidas que no generen residuos en exceso o haciendo uso de facturas o tickets electrónicos.

  • Realizar una lista de la compra antes de ir al supermercado.

Tener controlado lo que vas a comprar, hará que no compres cosas que realmente no necesitas y por tanto, tener que acabar tirándolas a la basura. Además, trata de fijarte en el tipo de envase para no adquirir los de un solo uso.

  • Realizar compras de productos de segunda mano.

Hoy día, existe mayor conciencia de cara al mercado de productos de segunda mano gracias a las plataformas o aplicaciones que promueven este tipo de compras. La tecnología digital y su entorno, nos acerca a productos ya usados que están en buen estado y son más económicos.

  • Iniciarte en el compostaje en casa

Es quizás uno de los ejemplos más claros de la economía circular en nuestros hogares, pues convertimos un producto en otro de manera sostenible para el medio ambiente. Gracias al compostaje, conseguimos abono natural de desechos orgánicos procedente de frutas y verduras.

  • Controlar el gasto energético.

Con simples gestos cotidianos podemos conseguir reducir el consumo energético de nuestros hogares. Por ejemplo, usando bombillas de bajo consumo u optimizando al máximo la lavadora o el lavavajillas.

  • Reciclar

Es quizás el punto más interiorizado hasta el momento y supone una de las bases de la economía circular que ya explicamos anteriormente. Es importante reciclar todos los residuos que generemos, ya sean orgánicos, envases, latas, vidrio, aparatos electrónicos, aceite o cualquier producto que sea para desechar.

  • Empezar a deshacernos de aquellos productos que no usamos

Es habitual almacenar cosas que ya no usamos pero que nos da reparo en deshacernos de ellas. Por eso es importante empezar a ponerlos a disposición del mercado de segunda mano en un intento de darles una segunda vida.


Llegados a este punto ¿Qué medidas vas a empezar a implementar en tu día a día?

También puedes ver...